Escoliosis y Osteopatía

Actualizado: 21 abr

¿Qué es?

La escoliosis (del griego skolios, "torcido")​ es la curvatura de la columna vertebral, que se presenta en forma de "S" o de "C". Definida como una deformidad multifactorial en 3 dimensiones del tronco y de la columna vertebral; es decir, una desviación de la columna en el plano frontal y lateral que puede aparecer y progresar rápido durante algunos periodos del crecimiento en individuos aparentemente sanos.

Es muy importante diferenciar una actitud escoliótica o escoliosis postural de una escoliosis real. Mientras la primera podrá llegar a corregirse prácticamente en su totalidad, la segunda será una deformidad que perdurará toda la vida.

Tipos de escoliosis

La escoliosis real suele aparecer en la adolescencia, entre los 10 y 16 años, aunque en menor medida puede ocurrir antes de los 10 años e incluso se conocen casos de escoliosis intrauterinas. Como se ha comentado, esta deformidad no sólo no puede ser corregida si no que su evolución natural es aumentar.


No existen estudios hasta el momento que prueben que la escoliosis real pueda ser corregida por lo que ningún profesional de la salud puede afirmar lo contrario a ciencia cierta, los tratamientos se basan en detener y estabilizar su progresión, y eliminar las posibles dolencias asociadas.


Una escoliosis postural (actitud escoliótica) es aquella desviación de la columna y tronco secundaria a otro factor, como por ejemplo tensiones musculares, desviaciones pélvicas, mala higiene postural, asimetría de extremidades inferiores, diferencia de cargas entre ambos pies y un sinfín de razones.

La mayoría de los casos de desviación de columna que se presentan corresponden a este tipo de "escoliosis", por lo tanto no son escoliosis reales. En estos casos la “deformidad” no es el problema de origen si no una consecuencia visual de el mismo y generalmente el tratamiento de osteopatía y ejercicios debidamente planificados podrán corregir hasta un 100 % la postura.


Tipos

Según la causa, la escoliosis se clasifica en tres grandes grupos:

  • Escoliosis neuromuscular: debido a alteraciones primarias neurológicas o musculares, que causan pérdida de control del tronco por debilidad o parálisis.

  • Escoliosis congénita: causada por malformaciones vertebrales de nacimiento.

  • Escoliosis idiopática: constituyen más del 80 % de todas las escoliosis, siendo mas frecuente en las chicas, y es aquella de la que se desconocen sus causas. Se suele dar en los períodos de crecimiento rápido y desarrollo, y se clasifica según el momento de su aparición:

  • Escoliosis idiopática infantil; desde el nacimiento hasta los 3 años de edad.

  • Escoliosis idiopática juvenil; entre los 4 y los 9 años.

  • Escoliosis idiopática adolescente: entre los 10 años y los 18 años.

Grados de curvatura

Según el grado de curvatura que muestre la columna. Para realizar la medición se usa el sistema de Cobb por el que se clasifican en tres grupos:

  • Escoliosis menor cuando el grado está entre el 7º al 20º.

  • Escoliosis media cuando el grado está entre 20º al 40º.

  • Escoliosis severas cuando supera los 40º.

El caso mas común de escoliosis es la idiopática del adolescente, en la que no hay un agente causal claro y en general se cree que es multifactorial, aunque el papel de los factores genéticos en su desarrollo está ampliamente aceptado, siendo el gen CHD7 asociado con la forma idiopática de escoliosis.

También esta cobrando fuerza últimamente una nueva teoría que atribuye como causa de la escoliosis la tensión anormal del ligamento filum terminale.


Otro de los factores que generan la escoliosis idiopática es la asimetría de los miembros inferiores, ya que hay muchas personas que durante su infancia desarrollan más una pierna que la otra, y como consecuencia, la pelvis queda rotada para mantener los ojos en un plano recto, ya que el cuerpo siempre busca tener la mirada recta, en un plano frontal. La rotación de la pelvis se mantiene, por lo que la base de la columna se mantiene también rotada, obligando a la columna a doblarse para seguir manteniendo los ojos rectos.

En estos casos el sobrepeso supone un problema añadido, ya que contra más peso tenga la persona, mayor será la masa que la columna deformada deberá soportar.

Los problemas emocionales tienen una gran influencia, ya que una fuerte tensión emocional hace que se contraiga el diafragma, y esto dificulta el movimiento del hígado, estómago y demás órganos, y a su vez tensiona desde la pelvis hasta las costillas y la columna vertebral.


Entre los problemas que los casos graves de escoliosis pueden generar está la disminución de la capacidad pulmonar al ejercer presión sobre el corazón, por ende restringiendo las actividades físicas del paciente.

Se puede generar desgaste en las vertebras produciendo diversos dolores, incluso se puede producir daños en los nervios raquídeos.

También es causa de baja autoestima cuando la curvatura es muy acusada.


Entre las pistas que nos deben poner en aviso de una posible escoliosis encontramos;

  • tener las escápulas asimétricas.

  • tener un hombro o cadera más elevado que el otro.

  • tener una rodilla más flexionada que la otra.

  • tener una pierna o brazo mas corto que el otro.

  • sentir cansancio en la espalda al estar mucho tiempo parados de pie o sentados.

  • tener una protuberancia en la espalda al inclinarnos hacia adelante.

¿Cómo ayuda la osteopatía con la escoliosis?

Como hemos comentado anteriormente, la escoliosis idiopática está originada por malas posturas (al estudiar, al sentarse en el sofá, etc.) que hacen descompensar la estructura de la pelvis y de la columna.

El principal objetivo de la osteopatía es buscar la estabilidad e intentar frenar la evolución de la curva escoliótica.

Pruebas valoración de escoliosis.

Para identificar si el paciente sufre escoliosis, el especialista realizará varias pruebas físicas que pasan por controlar el grado de curvatura de la columna vertebral. En el examen, el paciente debe agacharse para que se note más su columna, lo que se conoce como la prueba de la reverencia o test de Adams.


El osteópata comprobará la nivelación de los hombros y el grado de inclinación de la pelvis. Además de la prueba física, el osteópata derivará al profesional correspondiente para realizar prueba radiológica y comprobar la desviación, ya que, en muchas ocasiones, el estado de la columna es peor del que se aprecia a través de un examen físico.


Una vez realizadas las pruebas y elaborado el diagnóstico, el osteópata abordará el problema de dos maneras:

  • con Osteopatía estructural cuando se produce por problemas en huesos y músculos por malas posturas, falta de ejercicio y estiramientos.

  • con Osteopatía visceral cuando hay alguna alteración en alguna víscera como el riñón, el hígado, el estómago, etc.

¿Cómo ayuda el ejercicio con la escoliosis?

Un buen preparador-readaptador físico puede preparar una serie de ejercicios adaptados a caso particular que la persona presente.

Pero si uno no quiere complicarse, siempre puede recurrir a métodos mas genéricos pero con demostrada eficacia y reconocimiento. Los mas conocidos son:

  • RPG

  • Mezières y cadenas musculares

  • Método Fed Santos Sastre

  • Método Schroth

Espero que esta información os sea de utilidad.

31 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo