Infertilidad femenina y Acupuntura

Actualizado: 21 abr

Hoy en día las circunstancias sociales y económicas obligan, en cierta forma, para que la mayoría de las parejas que quieren ser padres lo hagan con mayor edad. Este hecho conlleva una dificultad a la hora de concebir, y es que los problemas de infertilidad y la tasa de abortos aumentan de manera considerable a partir de los 35 años de edad.

Los problemas de infertilidad son muy comunes

Solo en Europa se estima que 1 de cada 7 parejas tienen problemas de infertilidad, y muchas de estas parejas empiezan a rendirse después de años intentando ser padres.


Dentro de la Medicina Tradicional China (MTC) existen terapias alternativas y complementarias, como la acupuntura, a la cual un número creciente de aspirantes a madres recurren cuando encuentran dificultades para concebir. (Conoce mas acerca de la acupuntura).


En los casos de infertilidad femenina, esta se produce por falta de óvulos o por óvulos fecundados que no llegan a buen término. En el primer caso los ovarios tienen problemas para producir óvulos, y en el segundo, el óvulo fecundado no sobrevive o no se fija en el útero.


Aún se desconocen todos los mecanismos fisiológicos que la acupuntura desencadena en el cuerpo de la mujer, pero ante los resultados tan espectaculares en la última década, la acupuntura se emplea cada vez con mas frecuencia como tratamiento directo y como complemento en la Fertilización In Vitro (FIV), aumentando la eficacia de esta técnica.

Aplicación de acupuntura

El efecto positivo de la acupuntura en el proceso de embarazo parece estar relacionado con cambios en el flujo uterino y la motilidad uterina, así como la reducción del estrés en las pacientes sometidas a FIV, modulando el sistema de regulación endógena, el sistema nervioso simpático, los sistemas endocrino y neuroendocrino.


La acupuntura no solo se aplica cuando se desea un embarazo, si no que también durante el proceso y después del parto. Así mismo en el proceso de FIV se aplica en la transferencia de embriones y como ayuda en los tratamientos de fertilidad, con muchos mas beneficios que veremos mas adelante.


COMO TRATA LA ACUPUNTURA EL PROBLEMA

Tras la terminología, a veces demasiado poética, que la Medicina Tradicional China (MTC) emplea, se esconde un conocimiento y potencial terapéutico para nada desdeñable.


La MTC es muy descriptiva para hacer visibles la interrelación de las funciones corporales de nuestro organismo.

Existen protocolos desde hace siglos en la Medicina Tradicional China, que tratan los desequilibrios que causan la infertilidad.

Estos desequilibrios están siendo recientemente descubiertos por la medicina occidental, como veíamos al principio, gracias a las investigaciones realizadas alrededor de la reproducción asistida.


En el caso que nos ocupa, en la MTC, la fertilidad está relacionada con el elemento agua, y que la infertilidad (femenina) se debe a que el Chi del hígado está congestionado, viéndose afectado el flujo sanguíneo de la cavidad pélvica.


En un ciclo menstrual normal, la primera parte del ciclo está dominada por el yang de riñón. Esta es considerada como una fase folicular, dónde aumenta la hormona FSH que estimula la producción de óvulos. En un punto de esta fase se llega al nivel máximo de estrógenos, y es entonces cuando se produce la ovulación, que se acompaña de una subida de la temperatura corporal.

Es fundamental establecer la curva de temperatura durante el ciclo menstrual, y para ello la paciente debe registrar la temperatura corporal basal diaria, al menos durante 3 ciclos, para poder determinar y favorecer el diagnóstico. En función del diagnóstico se aplicará acupuntura en un momento u otro.

Remedios naturales en la MTC.

A veces, aún tratándose de un ciclo regular la paciente no consigue quedarse embarazada, pudiendo deberse a falta de temperatura corporal en el momento de la ovulación. En estos casos, a menudo con acupuntura, ejercicio y la adecuada alimentación se dan las condiciones necesarias para conseguir el embarazo.


Durante la segunda fase del ciclo, tras ovular, el endometrio se prepara para anidar el óvulo fecundado, haciendo que aumente la humedad y el yin. Por lo tanto, esta fase luteínica (entre la ovulación y la siguiente menstruación) está dominada por el el yin.

Sabiendo esto, y desde el punto de vista de la MTC, la infertilidad (femenina) puede ser debida a dos causas.

  • Falta de yang de riñón en la primera parte del ciclo.

  • Falta de yin de riñón en la segunda parte del ciclo.

Como podemos observar, la acupuntura ayuda a revertir estos desequilibrios tratando la infertilidad con una perspectiva más integral que la medicina occidental, consiguiendo en la mayoría de los casos que las parejas alcancen su objetivo.


Haciendo un resumen de algunos de los efectos fisiológicos directos que la acupuntura produce en la mujer y que ayudan a conseguir el embarazo:

  • Reducción del estrés y la ansiedad; estos factores entre otros pueden alterar la función del eje hipotálamo-hipófisis-ovario. A través de la acupuntura se promueve la liberación de beta-endorfina en el cerebro, regulando el factor liberador de gonadotropina del hipotálamo, la hormona folículo estimulante de la glándula pituitaria y los niveles de estrógeno y de progesterona por el ovario.

  • Provoca el aumento del flujo sanguíneo a los órganos reproductivos, reforzando la llegada de nutrientes a la zona del útero y los ovarios, mejorando el espesor del revestimiento endometrial (revestimiento del útero), aumentando las posibilidades de implantación del embrión.

  • Reduce las contracciones del útero.

  • Mejora la función lútea.

  • Normaliza los niveles de cortisol y prolactina los días de medicación en la Fecundación In Vitro (FIV).

Algunos beneficios añadidos:

  • Reducción, e incluso eliminación de pólipos, quistes y miomas de pequeño tamaño.

  • Paliar los efectos secundarios derivados del tratamiento farmacológico: sofocos, migrañas, nauseas, mareo, irritabilidad, sequedad…

Los beneficios que la acupuntura ofrece continúan después de haber conseguido el objetivo del embarazo:

  • Regulando las emociones, ayudando así al relajamiento de la futura madre durante el embarazo.

  • Tratar las alteraciones asociadas al embarazo, como fatiga, mareos, dolor lumbar, hemorroides, retención de líquidos.

  • Facilitar el buen posicionamiento del feto, en caso de que este venga de nalgas.


Espero que esta información os sea útil.


33 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo