top of page

Cuerpo ácido Vs cuerpo alcalino

Con los términos alcalino, ácido y neutro hacemos referencia al estado del pH de nuestra sangre y demás fluidos de nuestro cuerpo, siendo el pH el índice que usamos para medir el potencial de hidrógeno (iones de hidrógeno) en dichos fluidos.

Se usa una escala que va del 0 al 14, siendo 7 la medida que se considera neutra. Si la medida de pH marca por debajo de 7 indica acidez, si marca por encima indica alcalinidad.

Para que nuestro organismo esté sano y funcione correctamente, el pH de nuestra sangre debe marcar entre 7,35 y 7,45 (7,4), lo cual indica que debe estar ligeramente alcalino. Si cae por debajo de 7.35 se considera acidez.


La escala marca los distintos grados en que se divide la medición del pH. Siendo 1 el más ácido y 14 el más alcalino.
Escala de medición del pH

COMO SE GENERA LA ACIDEZ

Todos sabemos de la importancia que tiene el oxígeno en nuestro organismo. Es el combustible fundamental que usan nuestras células para realizar su función individual, que no es otra que la de vivir, y en este acto nos mantienen vivos a nosotros, y para ello las células necesitan de un entorno alcalino y oxigenado.


Pero fue el científico Otto Heinrich Warbug, doctor en química y en medicina quien en el año 1931 recibió el premio Nobel en Medicina y fisiología, por su trabajo en el descubrimiento del proceso de fermentación celular cuando se las priva (a las células) del oxígeno necesario.

El Doctor Warbug demostró en su obra "El metabolismo de los tumores", que hay dos aspectos que caracterizan a los tumores; la acidosis y la hipoxia. También descubrió que las células cancerosas son anaeróbicas (no respiran oxígeno) y se alimentan de glucosa; siempre y cuando el entorno esté libre de oxígeno.


Hay varios factores que hacen que nuestro organismo y por tanto nuestras células no estén bien oxigenadas (alimentación, emociones...), y si no lo están, esas células morirán y al descomponerse generan un entorno sucio, con desechos, propiciando un entorno ácido.


Izquierda alimentos que vuelven ácido nuestro organismo. Derecha alimentos saludables que mantienen correcto nuestro pH
Alimentos malos Vs alimentos sanos

Es fácil darse cuenta de la importancia que tiene una alimentación correcta, pero la alimentación es solo un factor de los varios que afectan a la salud celular. Nuestras células son especialmente sensibles a los sentimientos y emociones que se generan en nuestro cerebro; y al revés, nuestro cerebro se ve directamente influido por el resto de nuestro organismo.

También es importante darse cuenta de que estamos rodeados de productos de uso diario que liberan sustancias químicas que acidifican nuestro organismo. Nuestro organismo tiene un eficiente sistema de depuración formado por órganos como los pulmones, los riñones, la piel, la linfa, el hígado, el intestino delgado entre otros, que limpiarán de residuos nocivos nuestro organismo. Si el problema persiste en el tiempo, los órganos depurativos se colapsarán ante la situación, acumulando el organismo aún mas toxinas y mas acidez. Una vez que se ha producido esto, el resto de células intentarán sobrevivir adaptándose al medio volviéndose muy alcalinas en su interior para poder seguir generando energía en un entorno ácido y sin oxígeno; estas células son el principio del cáncer.

Cuando ya se ha producido el exceso de acidez nuestro cuerpo recurre a otros sistemas para intentar equilibrar el pH.

  • Primero depositará sustancias ácidas en el tejido conectivo, músculos y articulaciones, esperando que la situación que provocó el desequilibrio se resuelva y el entorno se vuelva mas alcalino.

  • Segundo, si la situación no se resuelve, tratará de acceder a los minerales alcalinos (sodio, potasio, calcio y magnesio) que posee nuestro cuerpo para llevarlos a través de la sangre allá donde sea necesario equilibrar el pH. Esto significa que la sangre roba minerales de los huesos, cartílagos, músculos, etc.

Que este sistema de autoregulación ocurra de vez en cuando no es malo, pero si se produce de manera habitual nos terminará generando descalcificación y osteoporosis. La sangre tiene una importancia capital en el mantenimiento del equilibrio ácido-alcalino. La sangre cumple dos funciones vitales:


1. Llevar a todas las células el oxígeno y los nutrientes que necesitan.

2. Retirar de ellas los residuos tóxicos y ácidos que se producen como resultado del metabolismo de dichos nutrientes.

La importancia del pH sanguíneo

La sangre es especialmente susceptible a los cambios de su pH. Por ello cuando el sistema de depuración falla por algún motivo, comienza una batalla en nuestro organismo para evitar que los residuos de más vayan a parar a la sangre. Pero si los residuos ya han entrado en el torrente sanguíneo acidificándolo con riesgo de variar el pH de la sangre, nuestro organismo pondrá en marcha las defensas que vimos antes para devolver el equilibrio. SEÑALES y problemas DE UN CUERPO ÁCIDO Hay que tener en cuenta que las oscilaciones del pH de la sangre son mínimas (+/- 0,04), lo que hace que sea muy difícil de medir, de manera que lo que medimos son otros líquidos corporales (saliva y orina). Aunque no todos los fluidos del cuerpo tienen el mismo pH, si estos líquidos están ácidos significa que el organismo está cediendo compuestos alcalinos a la sangre para equilibrar su pH. Hay señales a tener en cuenta, que van desde sutiles a graves, que nos pueden indicar que tenemos el organismo acidificado:

Sobrepeso; Uno de los problemas de fondo de las personas con sobrepeso que no consiguen bajar de peso, es un organismo demasiado ácido. Al estar muy ácido, el cuerpo produce mas insulina y por lo tanto, si no se hace nada, se genera mas grasa. Los tejidos grasos son ácidos, por lo que duplicamos el problema haciendo mas difícil revertir la situación. Esta situación puede derivar en otras patologías directamente ligadas con la obesidad y muy peligrosas como; diabetes y afecciones cardiovasculares. Dolor, rigidez e inflamación de las articulaciones; Las personas que sufren problemas de huesos de forma frecuente pueden estar sufriendo de una acidificación de su organismo. Si no se toman medidas para revertir la situación se pueden producir fracturas y osteoporosis.

  Sensibilidad en los diente; Sufrir caries con frecuencia y sentir dolor al comer alimentos fríos o calientes.

Problemas del sueño; Las personas con un pH ácido pueden sufrir insomnio, descansar mal y verse en la incómoda situación de no poder dormirse luego de haberse sentido cansados todo el día.

Inmunodeficiencia; El organismo ácido es caldo de cultivo para virus y bacterias, provocando mas de lo habitual infecciones, hongos, catarros, gripes.

Problemas renales; Sufrir cólicos nefríticos, cálculos en los riñones, ardor en vejiga y uretra.

Dolor muscular injustificado y gota; Las toxinas se pueden acumular en nuestros músculos y articulaciones como vimos anteriormente.

Envejecimiento prematuro

Falta de energía y fatiga crónica

Problemas digestivos; Distensión abdominal, gastritis, colitis, úlceras, náuseas, reflujo...

Problemas respiratorios; Asma, bronquitis...

Problemas en la piel; Piel seca, dermatitis y eczemas...

Estados emocionales alterados; Tendencia a la tristeza, trastornos del sueño, irritabilidad, depresión...

Hay mas, pero creo que con esto te haces una idea de la importancia de lo que estamos hablando.

SEÑALES y problemas DE UN CUERPO ALCALINO Cuando hay un exceso de minerales alcalinos (con una pequeña carga eléctrica) en el organismo se produce la alcalosis; un trastorno hidroelectrolítico que termina por generar alteraciones en el plasma sanguíneo.

Consideramos que entramos en alcalosis cuando los valores de pH están entre 7,45 - 7,80. Ya con un pH de 7,5 en sangre podemos tener problemas de arritmias, insuficiencia cardiaca, problemas renales...

Puede haber varias causas que la provoquen; entre ellas tenemos:

  • Dieta inadecuada

  • Consumo de medicamentos alcalinizantes

  • Hiperventilación; por altura o por respiraciones muy rápidas.

  • Vómitos excesivos y continuados

  • Desequilibrio endocrino y metabólico

MEDIR EL pH DE TU CUERPO

Lo mas sencillo para saber si tenemos un desequilibrio del pH corporal, es averiguarlo con las tiras medidoras de pH que podemos conseguir en las farmacias.

Para usarlas solo tienes que mojar la tira con saliva, por la mañana y sin haber ingerido nada de alimento, ni siquiera agua.

Si queremos una medición mas exacta la podemos conseguir mojando la tira con orina (la nuestra, se entiende).





COMO COMBATIR LA ACIDEZ Los puntos claves podemos resumirlos en: